A lo largo de nuestra extensa trayectoria, en G & BL hemos trabajado con diversas bodegas de referencia. Proyectos que nos han permitido plasmar nuestra filosofía de trabajo y nuestro amor por el diseño.

G&BL y El Vino: el maridaje perfecto
G&BL y El Vino: el maridaje perfecto
Una filosofía que ha colocado siempre al concepto como elemento vertebrador, especialmente importante en el caso del marketing enológico, donde la capacidad de conceptualizar de una forma creativa se torna esencial para poder entrelazar conceptos como la tradición y el apego a la tierra con la innovación y la disrupción. Un amor al diseño basado en el cuidado de los detalles y en la creación de universos estéticos que plasmen la idiosincrasia y el origen del producto, pero siempre dejando nuestra esencia en cada proyecto realizado. Esencia basada en la creatividad y la imaginación, para generar territorios de marca que quedan en la memoria del consumidor.
Pero, ¿cuál es nuestra forma de trabajar? ¿Qué es lo que nos hace diferentes? Partimos siempre de un diseño que se mimetiza con la alta calidad del vino para generar un buen concepto y es a partir de esa combinación de marketing y enología que obtenemos el mejor producto. ¿Y qué entendemos por un buen producto? Pues aquel que va mucho más allá de la propia cata, un objeto de deseo en el que se mezclan los colores del vino y los del etiquetado, el sabor del caldo y la tipografía del etiquetado, el olor de la uva y el texto que podemos leer en la botella. El diseño potencia al producto, el producto potencia al diseño y ofrecemos así algo que va mucho más allá de un vino excelente, creamos una experiencia memorable.